logo de Andalucía Diversa

andalucíadiversa
Revista Digital

Latidos37
Jueves, 20 Noviembre 2014 09:37

Andalucía es callejera

acera acera pixabay.com
Por 

Frente al individualismo de las nuevas tecnologías, en la actualidad aún es posible ver que esa cultura de calle tan nuestra sigue arraigada en los andaluces. La música, el cine, la gastronomía o el arte callejero son ejemplo de ello.

Dicen que el clima es un factor determinante a la hora de relacionarnos los unos con los otros, que conforme desciendes en el mapa, las personas tienden a tener un carácter más abierto. Creo que la mayoría de vosotros y más si habéis tenido la suerte de pasar largos veranos en el pueblo con los abuelos, tendréis en vuestras mentes imágenes de mujeres sentadas en las puertas de sus casas hablando de la madrugada. Parece que a día de hoy esa tradición se esté perdiendo y que las nuevas generaciones prefieren relacionarse virtualmente, a través de redes sociales que manejan fácilmente desde el sofá de casa o desde la silla del bar.


Aunque todo lo dicho sea verdad, quiero pensar que en Andalucía, tan arraigada a la tradición y con tantas horas de luz solar al año, esta cultura no se ha perdido, sino que ha evolucionado. Prueba de ello es la diversidad de eventos culturales que se dan cada año en cada una de las provincias, ciudades o pueblos que son el reflejo de que formamos parte de una cultura abierta a la que nos gusta disfrutar de nuestras calles, de los que nos es común y nuestro.

Música en las calles

No ha pasado un año desde la noticia de que en Madrid el ayuntamiento convocó pruebas de “idoneidad” para todo aquel músico que quisiera tocar en la calle. A la mayoría de nosotros nos sorprendió la noticia, sin saber que en Andalucía en los últimos años los músicos callejeros se están encontrando con cada vez más dificultades. Pero Andalucía no se calla y en este caso habla en forma de audiovisual. Sonora Andalucía es un documental donde no sólo podemos ver actuaciones de músicos en diferentes ciudades andaluzas, sino que va más allá y pretende descrifrar a qué suenan las mismas, hacer un retrato sonoro de ellas que las identifique. Con él se hace una clara reivindicación a la calle, a los espacios públicos que tan llenos de un sinfín de sonidos, de ritmos.

Los cines de verano

img0

Aunque a día de hoy se encuentren en horas bajas, hubo un tiempo en que Andalucía estaba repleta de salas de cine, de cines de verano, donde pormuy poco dinero o incluso gratis, familias al completo disfrutaban de cálidas temperaturas veraniegas y una buena película. Aunque el número de este tipo de espacios se haya reducido considerablemente en comparación con sus décadas doradas, los años 60 y 70, aún podemos ver ciertos esfuerzos por algunas instituciones porque no se pierda esta tradición tan entrañable y tan características de nuestros veranos.

Prueba de ello son en las Terrazas de verano Aguadulce, Almería. Este clásico de las salas de verano es el único multicine de Andalucía, contando con cuatro salas y una sesión doble cada noche por 5 euros. En Cádiz podemos destacar el cine al aire libre en el Patio de San Luis del Puerto de Santa María, donde por primera vez en la historia el pasado año 2013 la entrada fue gratuita. Barbate y Zahara de los Atunes son otras dos provincias gaditanas que cuentan con cines de verano en este caso por parte de una iniciativa privada en colaboración con el Ayuntamiento.

Cuatro son los cines que se conservan en la capital cordobesa frente a las 54 con los que contaba en las décadas de los 50 y los 60. Cuatro espacios que a día de hoy se encuentran protegidos, siendo el más conocido el Coliseo de San Andrés, una antigua corrala donde se pueden ver las viviendas que la conformaban en su momento alrededor de la pantalla. Unos cines que en la actualidad se encuentran gestionados por la empresa privada Esplendor Cinemas y que el pasado año confirmaron que asumirían el IVA cultural, haciendo un cine para toda la familia y comercial incluyendo de vez en cuando a lo largo de la temporada cine de autor o alguna que otra película en versión original.

En Granada el único superviviente es Cinemas Los Vergeles y en Huelva Islantilla Cinefórum. El parque de la Alameda de Jaén acoge cada verano la proyección de distintas películas de forma diaria, destacando la calidad de ellas que en su mayoría han sido premiadas a nivel nacional o internacional. Cine Abierto es una propuesta que el Festival de Málaga Cine Español junto con el Ayuntamiento de Málaga organiza durante los meses de verano. Pueblos de sierra y playa acogen en su mayoría locales donde poder proyectar algún que otro film durante la época estival.

Acabamos en Sevilla para hablar del cine de verano más importante a día de hoy de nuestra comunidad, como lo es el que se celebra cada año en el patio de la Diputación de Sevilla, donde por 4 euros tienes entrada, además de la posibilidad de acceder a servicios de restauración y a los estrenos de cartelera del invierno anterior. Cines alternativos organizados por los vecinos como los de la Plaza del Pumarejo, Ultramarinos en Pasaje Mallol o los del jardín del Huerto del Rey Moro son otros ejemplos que nos hacen ver el interés creciente por esta actividad. 'Street Food' o comida en la calle

La tradición no tiene que estar reñida con lo moderno. Es por eso por lo que surgen proyectos tales como el que nos muestra el movimiento Andalucía Pop Up, impulsado por jóvenes emprendedores de Sevilla y Málaga y que promueve el consumo de productos locales o el uso de materiales reciclados.

Si quieres saber más de este movimiento aquí tienes el enlace Andalucía Pop Up .

Los 'Mercaos' de abastos

Una de las patas fundamentales de esta cultura callejera de la que hablamos es, sin duda, la gastronomía. Cerveza frías, tapas, una terraza acompañadas de una buena conversación como estilo de vida. En este caso hablo de los Mercados de Abastos, donde a día de hoy no sólo nos ofrecen productos tales como el pescado, la carne o la fruta, sino que dan un paso más allá y se transforman en locales de restauración, lugares donde el concepto “renovarse o morir” están a la orden del día, convirtiéndose en sitios únicos a la vez que siguen siendo espacios de referencia en la vida social de barrios y pueblos. 

2890173739 6664788b1c b


Mercado Central, Cádiz. Obra de Torcuato Benjumea y situado en el solar de la huerta del convento de los Descalzos, el histórico mercado de la plaza de la Libertad fue inaugurado en 1838. Tras años de remodelación, el Mercado Central abría de nuevo sus puertas en octubre de 2009, acogiendo durante todos los días de la semana el Rincón Gastronómico, lugar donde degustar tanto productos típicos de la gastronomía gaditana como internacional.

Mercado de Abastos de Triana, Sevilla. Ubicado en la Plaza del Altozano junto al Puente de Triana, actualmente cuenta con 80 puestos, de los cuales 31 ejercen otra actividad más allá de la tradicional de un mercado, llenándose de bares, restaurantes, así como peluquerías, alquiler de bicicletas, sombrererías o teatros como el Casala, que cuenta con 28 butacas. Además ofrece nuevas ofertas de "delicatessen" como caviar, salmón, berberechos, cavas y catas de ginebras de diseño. Arte al aire libre

Además de la música, por nuestras calles encontramos otras formas de expresión artísticas que no hacen más que poner de manifiesto ese carácter abierto del que disfrutamos en el sur. Reflejo de ello son diversos proyectos que han ido surgiendo en Andalucía y que podrás conocer a continuación.

Festival de Artistas Callejeros de Málaga. El pasado año 2013 se celebró la segunda edición de este festival, que reúne a los distintos artistas que de forma habitual vemos por las calles de la capital malagueña.

Experimento Cero "0". Producción organizada por el proyecto Urban Art Foundation que pretende desarrollar y promover las acciones y formas del arte urbano. A partir de una gran base de datos de artistas, se pretende crear una gran red cultural a nivel global.

Más info en Urban Art Foundation

'Arte para todos' en el barrio de San Pablo, Sevilla. El polígono San Pablo es uno de los barrios más tradicionales de la capital lleno de calles con nombres de cantores y pintores. Un barrio que desde el año 2010 han visto cómo sus fachadas de han ido decorando con coloridos urales de renombrados artistas de más de 20 países. Un proyecto que nace de la mente de Peter Claesson, un sueco que busca llevar los Objetivos del Milenio a todo el mundo a través del arte.

Esto son sólo unos ejemplos, si al leer esto crees que algo se ha quedado sin mencionar, no haces más que confirmar que vivimos en una tierra donde la calle es nuestro soporte cultural por excelencia.

 

 

 

 

-->
-->