logo de Andalucía Diversa

andalucíadiversa
Revista Digital

Latidos37
Viernes, 23 Junio 2017 13:11

Andrés Vázquez de Sola. Sátira reivindicativa.

Los Toros desde el burladero Los Toros desde el burladero Vázquez de Sola.
Por 

 

Cuando hablamos de cultura reivindicativa deberíamos mirar muy de cerca la obra de Andrés Vázquez de Sola. Periodista y artista de San Roque (Cádiz) que desde más de medio siglo ha llevado a su obra denuncias sobre los abusos que en nuestra sociedad se viven.

Echarle un vistazo a la obra y vida de Andrés Vázquez de Sola es casi hacer una retrospectiva del siglo XX. Ni que decir tiene que durante este siglo vivimos una revolución cultural, llevada a cabo en primer lugar por los artista de “la vanguardia”, que, de una forma u otra desarrollan las formas artísticas que durante el siglo XX se darán. El surgimiento de los movimientos sociales como el feminismo, la lucha por los derechos raciales, hippies, mayo del sesenta y ocho, Seatel... Y en todos ellos hemos tenido un factor común. La Cultura, así en mayúsculas, ha sido su buque insignia. Todos ellos han derivado en manifestaciones artísticas que sirven para expresar las ansias de la sociedad por lleva a cabo un mundo mejor.

V de Sola Opus1

España no se encontraba a parte de esto, evidentemente. Claro está que en nuestro país tenemos nuestras cosas más particulares y Andrés Vázquez de Sola las vivió todas. Como ya he dicho nace en El Campo de Gibraltar, concretamente en San Roque, en el seno de una familia adinerada y, digámoslo así, de derechas. Su infancia la pasó entre colegios religiosos en la localidad de La Línea, para acabar finalmente sus estudios en la Colegio seminario de Teólogos y juristas del Sacromonte, en Granada. Es allí donde realiza sus estudios como periodista y dónde vive en primera persona los años de la autoarquía de los primeros años del franquismo. Es en la misma Granada donde empieza a trabajar como periodista para el periódico “La Patria”. Imaginad por un momento lo que debía suponer ser dibujante satírico durante el franquismo... Es en estos años donde cada vez se hacen más latentes sus diferencias con el régimen franquista. Cada vez va encontrando más problemas y no hacen más que crecer cuando en 1951 comienza sus relaciones con el Partido Comunista de España acabando siendo afiliado en 1960.

                    CARICATURAS FLAMENCAS

En la década de los 50 trabajará en Televisión Española, realizando caricaturas en directo durante los programas del sábado noche. Pero su militancia política hace que sufra constantes censuras lo que le llevaría a ser despedido del Diario de Madrid de la mencionada RTVE. Esto hace que comience una persecución política contra su persona, por persona contraria al Régimen Franquista. Lo cual lo lleva al exilio a Francia, a París, donde durante los primeros meses deberá vivir en la calle, hasta la pubicación por Le Canard Echainé (uno de los periódicos satíricos más importante de la Francia de ese momento) de su obra “La Gran Corrida de Franco” Tras esto su carrera como dibujante satírico en el país vecino comienza a ser una realidad. Trabaja para periódicos como Le Monde, Le Monde Diplomatique, L'Humanite.

Con la muerte del dictador regresa a España donde sigue realizando sátiras de la vida política para la revista “La Codorniz” Para finalizar su carrera como periodista gráfico en 1985 y se instala definitivamente en nuestro país, para comenzar su carrera como pintor de oleos. Dichos no pierden el sentido crítico de sus obras satíricas. Por fin consigue eliminar las restricciones del pequeño formato que le suponía la sátira periodística y realizar obras de mayor formato.

apocalipsis2

La vida de Andrés Vázquez de Sola cuenta la historia de un país durante el siglo XX y cómo sus ciudadanos ansiaban volar más alto a pesar de las limitaciones que la dictadura les imponía. Es muestra viva de la lucha en la resistencia de la cultura reivindicativa que consigue mostrar las atrocidades del mundo pero también ayuda a tomar conciencia para conseguir un mundo mejor.

La Cultura Sigue Latiendo.