logo de Andalucía Diversa

andalucíadiversa
Revista Digital

Rincones del Sur
Jueves, 23 Octubre 2014 07:42

Los 10 balnearios andaluces más adaptados a los mayores

Contemplando la vida Contemplando la vida elbyincall/Flickr.com
Por 

Esta semana en Rincones del Sur nos abren sus puertas los 10 centros andaluces que participan en el programa de termalismo social. Una iniciativa que el Imserso ponía en marcha en 1989 para mejorar la calidad de vida y autonomía de las personas mayores, así como fomentar el envejecimiento activo a través de viajes que combinan el disfrute del entorno con el beneficio para la salud.



Andalucía cuenta con más de 200 manantiales de aguas mineromedicinales declarados, siendo la región española con mayor número y caudal de este tipo de aguas. Una oferta que se concentra, sobre todo, en municipios de Andalucía oriental. Pueblos de interior ligados desde antaño a sus manantiales y que disponen todavía de balnearios en actividad.

Iniciamos el paseo por las Villas Termales en el Balneario San Nicolás, en Alhama de Almería, justo en la Puerta Oriental de la Alpujarra, un entorno ideal no solo para el disfrute de sus aguas, sino para los amantes del senderismo.

Aterrizamos ahora en el Balneario de Chiclana que, desde 1803, viene prestando sus servicios en la Bahía de Cádiz, aportando indiscutibles beneficios a la salud. Y es que los tratamientos termales permiten mejorar dolencias como reuma, artrosis o afecciones respiratorias y dermatológicas.

La siguiente parada, como no podía ser de otra forma, la realizamos en Granada, provincia que aglutina el 70% de la oferta de termalismo social andaluza. Y en que posee numerosos enclaves de aguas termales, de gran riqueza y variedad. Son características las aguas sulfatadas o bicarbonatadas de Cortes y Graena, de época nazarí y uno de los más antiguos de España. También el de Villanueva de las Torres o Alhama de Granada, cuyas instalaciones ya hemos visitado en otro episodio de Rincones del Sur.

Continuamos en esta provincia donde encontramos, por un lado, el Balneario de Zújar, situado en un municipio de sabor morisco de casas encaladas, algunas de ellas del siglo XVII, y también con las típicas casas cueva. Un enclave idóneo para los amantes del turismo activo. Y, por otro, los 3 centros que encontramos en Lanjarón, en pleno Parque Natural de Sierra Nevada. Sin duda, un caso único de termalismo porque allí coexisten un gran número de aguas mineromedicinales de muy diversa composición.

Culminamos nuestra ruta en la provincia de Jaén, en Canena. Allí encontramos las aguas que emanan del Manantial de San Andrés cuyas bondades ya eran conocidas en época romana. De hecho algunas de las bañeras de mármol del mismo balneario son de origen romano. Hoy, las características de las aguas no han variado, pero si la tecnología para disfrutar de ellas.



Ésta es la oferta andaluza de Balneoterapia, que ofrece la posibilidad de recuperar el equilibrio en todos los planos de la vida y todas las edades, a través de los beneficios de las aguas minero-medicinales, junto con una dieta equilibrada y ejercicio en un entorno natural.