logo de Andalucía Diversa

andalucíadiversa
Revista Digital

Tasa Google
Miércoles, 29 Octubre 2014 19:57

Carlos Astiz: “El Canon AEDE es una aberración que coloca a España en una posición ridícula”

Carlos Astiz, portavoz de Coalición Prointernet Carlos Astiz, portavoz de Coalición Prointernet periodistadigital.com
Por 

El polémico Canon AEDE o Tasa Google que el Gobierno pretende cobrar a partir de 2015 está provocando multitud de protestas por parte de entidades y colectivos que consideran ridículo querer cobrar por enlazar noticias, lo que atenta contra la libertad de acceso a la información que siempre ha defendido Internet. Varias de esas entidades y colectivos en contra del Canon se han agrupado bajo el nombre Coalición Prointernet, una plataforma que defiende una visión abierta e innovadora del entorno digital y que, por tanto, rechaza la reforma de Ley de Propiedad Intelectual y la introducción del Canon. Entre los fundadores de esta Coalición se encuentran entidades como la asociación de editores de prensa, la Asociación Española de Economía Digital, la Asociación de Internautas, Google,  Menéame, los medios digitales 20 minutos y eldiario.es y otras muchas entidades y profesionales de la comunicación del sector digital a título individual. Tuvimos la oportunidad de hablar con uno de sus portavoces, Carlos Astiz, que es además Secretario General de la Asociación Española de Editoriales de Publicaciones Periódicas. Gracias a sus palabras, entendemos un poco más de qué va esta reforma de la Ley de Propiedad Intelectual y el Canon AEDE o Tasa Google que intenta crear.

“Básicamente es el intento de hacer pagar por los enlaces que se recogen de los diversos medios de comunicación”, nos comenta Carlos Astiz, explicando en pocas palabras qué es el Canon. Al contrario de lo que mucha gente piensa, no se va a prohibir enlazar noticias o contenido de medios, la Ley permite que esto se haga, pero establece que se tendrá que pagar por ello. Es decir, “si usted enlaza una información de un medio de comunicación o de otra página web usted va a tener que pagar por eso”. No es, por tanto, una Ley que vaya sólo en contra de Google, como han querido vender algunos, sino que “cualquier bloguero, cualquier medio de comunicación, cualquier agregador va a tener que pagar, y eso pone en grave riesgo la viabilidad económica de multitud de iniciativas digitales”.

El problema es que la Ley, a la que nuestro invitado calificó de “chapuza jurídica”, no especifica bien cómo se hará ese pago. La idea inicial es se haga mediante una sociedad de gestión de derechos, estilo SGAE, que cobrará directamente a los servidores que enlacen. Sin embargo, debido a la dificultad de perseguir estos servidores, que pueden estar fuera de España, la forma más viable es “recuperando el canon digital”. Luego sería esa sociedad de gestión de derechos la que repartiría el dinero entre sus asociados, es decir, “nos retrotraemos a hace 5, 6 ó 7 años para recuperar el canon digital, para que todos los españoles paguen de su dinero a los editores de los grandes diarios”.

No todos los editores están de acuerdo con esta reforma de Ley. De hecho, dentro de la Coalición Prointernet hay numerosos profesionales a nivel individual, medios digitales como 20 minutos y eldiario.es, e incluso la Asociación Española de Editoriales de Publicaciones Periódicas, de la que Carlos Astiz es precisamente Secretario General. Es, por tanto, una medida impulsada por los grandes diarios que buscan “uno, cobrar ese dinero para mejorar su cuenta de resultados bastante maltrecha, y por otro lado, eliminar la competencia digital que les está surgiendo”. Es decir, los grandes medios van a conseguir que el Estado les de dinero público y además eliminan competencia, tanto de los agregadores de noticias que deberían cerrar al no poder hacer frente a este pago como de los pequeños medios que no tienen la visibilidad y fama de los grandes, ya que “los agregadores de noticias lo que hacen realmente es que facilitan al usuario el acceso a determinadas fuentes de información que de otra manera serían muy difíciles de localizar”.

Otro aspecto muy polémico de esta Ley es que establece que “ese derecho es irrenunciable, es decir, aunque el editor, el propietario de los derechos de autor, no quiera cobrar, esa sociedad de gestión va a cobrar por él, lo cual es ridículo”. Según Carlos Astiz, esto es una “aberración jurídica”, sin base legal, ya que significa que los derechos de autor ya no van a estar gestionados por el propio autor, sino por terceros, por una sociedad de gestión que va a cobrar por ellos y se lo va a repartir entre sus asociados, dejando de lado al verdadero propietario de sus derechos.

El portavoz de Coalición Prointernet también criticó la “doble hipocresía” de los medios que defienden esta Ley. “Los propios diarios que están reclamando ese derecho irrenunciable están utilizando precisamente agregadores para que el tráfico se incremente”, sólo hay que ver en cualquier noticia de estos medios que aparecen los botones para compartir el enlace en diferentes plataformas y redes sociales. Según Carlos Astiz, la única razón para su aprobación es que “el Gobierno quiere hacerles un regalo a los editores de los grandes diarios de prensa precisamente en un año electoral”, a cambio, claro está del “tratamiento cariñoso” de esos medios.

Recientemente se ha sabido que en Alemania, una iniciativa parecida que pretendía que Google News pagara por mostrar las imágenes y primeras líneas de los artículos de los periódicos ha fracasado estrepitosamente cuando los medios se han dado cuenta que, al desaparecer de Google News, sus visitas bajaban, y han acabado dando marcha atrás. La diferencia es que en España los editores han conseguido que el derecho sea irrenunciable, de manera “que no hay manera de saltarse la obligación de pagar”, ya sea el propio dueño de los derechos quien lo haga o un tercero. Esto ha provocado que algunos agregadores de noticias como Google News o Menéame ya han anunciado su intención de cerrar o de irse de España, lo cual nos coloca en una posición “como la de China, recibiendo información de los medios de comunicación españoles desde fuera”. Por último, Carlos Astiz mostró su tristeza por la situación que esta reforma dejará a nuestro país. “España debería estar a la vanguardia de Internet, y este proyecto de ley nos coloca en el vagón de cola”.

Si estás en contra de esta reforma de la Ley de Propiedad Intelectual y de la creación del Canon AEDE puedes adherirte a la Coalición Prointernet, ya sea como asociación o a título individual, a través de este enlace.

-->
-->