logo de Andalucía Diversa

andalucíadiversa
Revista Digital

TTIP
Miércoles, 26 Noviembre 2014 13:52

Aproximación histórica a la relación comercial entre Europa y América

División del Atlántico del Tratado de Tordesillas. División del Atlántico del Tratado de Tordesillas. www.commons.wikipedia.com
Por 

Para afrontar la contextualización histórica del Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos y la Unión Europea hemos realizado un repaso a cómo han sido la relaciones comerciales entre ambas orillas del Atlántico, desde que comenzaran a producirse de forma habitual, algo que sucede a partir de finales del siglo XV con el descubrimiento para los europeos de un nuevo continente. A partir de ese momento, han pasado 5 siglos en los que las relaciones de poder entre los países de uno y otro continente se han invertido 180 grados, siendo ahora la superpotencia norteamericana la que decide e impulsa estos acuerdos que finalmente nos afectarán a todos. Sin ir más lejos, una situación parecida a lo que padecieron los pueblos americanos a manos de las potencias europeas que dominaron estas relaciones durante casi 4 siglos. 

Tratado de Tordesillas 1494

Así, nuestra primera referencia histórica en este sentido nos lleva hasta el siglo XV, poco tiempo después de que Cristóbal Colón arribara en las islas del Caribe en el año 1492. En aquel momento, los reinos de Castilla y Portugal se disputaban la supremacía sobre el nuevo mundo que comenzaba a descubrirse, y para que ello se pudiera hacer de forma ordenada, y bajo la tutela del Papa, ambos reinos ibéricos suscribieron el 4 de junio de 1494 el Tratado de Tordesilllas, por el cual “se dividía el océano Atlántico por medio de una raya trazada de poco a polo, 370 leguasd al oeste de las islas de Cabo Verde, quedando el hemisferio oriental para la Corona de Portugal y el occidental para la Corona de Castilla”. Las consecuencias de este tratado determinarán a la larga la configuración de la actual América del Sur.

Monopolio en el comercio con las Américas

A partir de este acuerdo entre ambas potencias, la Corona de Castilla consiguió el monopolio en el comercio con América, que se centralizó en un principio en el puerto de Sevilla, para posteriormente, ya en el siglo XVII pasar al de Cádiz. Sin embargo, y avanzando hacia el tema que estamos desarrollando, daremos un salto en el tiempo hasta 1765, momento en el que se pone fin al monopolio gaditano permitiendo que nueve puertos españoles comerciaran directamente con las Antillas hasta culminar con la promulgación, el 12 de octubre de 1778, que concede el permiso a trece puertos españoles para comerciar con 24 puertos americanos.

Posteriormente, esta primera iniciativa de liberalizar el comercio con las colonias americanas culminaría con la autorización del comercio con las colonias a países neutrales, un hecho que se vio precipitado por el bloqueo inglés de Cádiz en 1797, y, sobre todo, con la pérdida del dominio económico y militar que había sufrido la Corona de España desde la Guerra de Sucesión a inicios del siglo XVIII.

Esa iniciativa liberlizadora trajo finalmente consigo un importante impulso a la independencia de las colonias americanas españolas que se fueron sucediendo a inicios de la siguiente centuria. 

Siglo XX. Cambio en el equilibrio de poderes

Tal y como hemos podido comprobar, durante todos estos siglos, los acuerdos que tenían que ver con el comercio entre las dos orillas del Atlántico eran negociaciones entre las distintas potencias europeas. Sin embargo, con el desarrollo y consolidación de los Estados Unidos como potencia económica mundial, y las dos enfrentamientos globales que tuvieron lugar en la primera mitad del siglo XX, la correlación de fuerzas entre ambas orillas del océano cambió, hasta el punto, que los siguientes acuerdos, tanto de carácter global como transatlántico, han perseguido por encima de todos los intereses estadounidenses.

De esta época destacamos el nacimiento de la OTAN en el año 1949, una alianza militar entre Estados Unidos y países de la Europa Occidental que pretendía afianzar la seguridad del bloque capitalista frente a la Unión Soviética.

Por otra parte, en el terreno económico, los Estados Unidos lanzaron el Plan Marshall, un completo paquete de ayudas económicas a los países europeos bajo su influencia, que supusieron la apertura de los mercados del viejo continente a los productos norteamericanos que buscaban abrir nuevos mercados para afianzar su supremacía industrial.

 

-->
-->